Testimonio 9

Anoche sentí un frío intenso,
Quise gritar, al sentir que mi vida se iba a acabar,
Al sentir que penetraba en un mundo inmenso
Al ver a lo lejos una luz que anhelaba, pero no podía alcanzar

Testimonio de Fernado V.

Anoche

Anoche sentí un frío intenso,
Quise gritar, al sentir que mi vida se iba a acabar,
Al sentir que penetraba en un mundo inmenso
Al ver a lo lejos una luz que anhelaba, pero no podía alcanzar
Una voz, sin tiempo, ni espacio,
Me invitaba, me sugería.. ¡que me dejara ir!
Que lo que yo hacía ¡no era vivir!
Me invitaba a versar los ojos y respirar muy despacio
Anoche escribí la más hermosa canción
Mientras viajaba con esa voz por un radiante universo
En el que me encontré, de pronto inmerso
Al cruzar la otra, la misteriosa y nebulosa dimensión
Anoche quise echar mi vida hacia atrás
A aquel tiempo, ¡aquel breve tiempo! En que fui un niño feliz
Pero no supe cómo salir de mi mundo gris,
Y tal vez.,. ¡no lo sabrás jamás!
¡Ven!, me dijo la voz sin espacio ni tiempo
¡Ven!, no te dejes ir al sucio río
¡Ven!, aquí donde yo vivo no hace frío
¡Ven!, déjate ir con el viento
Anoche sentí un frío intenso
Quise gritar al sentir que mi vida se iba acabar
Al sentir que penetraba en un mundo inmenso
Al ver a lo lejos una luz que anhelaba pero no podía alcanzar
Anoche supe... ¡que mi vida indudablemente debo volver a empezar!

Este poema lleva por título Anoche y fue escrito por Fernando V., adicto en rehabilitación, el mismo día de su fallecimiento.

 

 ¡Llámenos!

(55) 5008 1709


Calle Molinos núm. 20 Int. 8

Colonia Mixcoac
Delegación Benito Juárez. CP 03910
Ciudad de México. México

©2016 Liberaddictus AC

Search