De la explosión emocional a la expresión emocional (primera de dos partes)

De vital importancia para la convivencia social y el desarrollo individual de las personas es comunicar pensamientos, ideas, sentimientos, valores, temores, proyectos, preocupaciones y molestias con la debida claridad, intensidad, y oportunidad.
A lo largo de la historia de las civilizaciones y los grupos humanos más primarios como la familia, se han experimentado

De la explosión emocional a la expresión emocional
(primera de dos partes)

Psicólogo Jesús García Rosete

De vital importancia para la convivencia social y el desarrollo individual de las personas es comunicar pensamientos, ideas, sentimientos, valores, temores, proyectos, preocupaciones y molestias con la debida claridad, intensidad, y oportunidad.

A lo largo de la historia de las civilizaciones y los grupos humanos más primarios como la familia, se han experimentado cambios que afectan la conducta de sus miembros; este proceso del desarrollo social ha incidido en nuestra capacidad de poder expresar lo que mueve o impulsa nuestra alma y nuestra psique; en otras palabras, lo que da dirección y sentido a nuestras relaciones humanas.

El camino en la demostración de esa capacidad de expresión ha transitado de las muestras más primitivas, pasando por maneras adornadas o barrocas hasta llegar a formas más sublimes y sofisticadas, o bien bizarras y ambiguas. Esto último, manifiesta lo limitada que se encuentra nuestra capacidad para expresar el afecto; tal limitación lleva a las personas a no ubicar y encontrar los espacios, las formas, los tiempos y las personas más pertinentes para realizar la expresión de su afecto, lo cual, sin duda, obstaculiza el desarrollo individual y afecta la salud física, mental y social de las personas.

Un reflejo de dicha problemática lo observamos en el reiterado uso que hacemos los mexicanos de ciertas fechas importantes para expresar sensaciones, emociones y sentimientos que de manera regular no manifestamos por la represión psicológica que sufrimos. Para inhibir tal mecanismo psicológico, en dichos festejos se recurre con mucha frecuencia (sobre todo los varones) al consumo de alcohol, tabaco y otras drogas, corriendo los riesgos que conllevan la intoxicación aguda o, peor aún, la adicción a las drogas, usadas por quien espera con ansia el pretexto de la festividad para hablarle de amor a una dama, o contarle a sus padres su decisión de dejar de estudiar, o hacerle un reclamo a un familiar, o compartir con el amigo los planes de desarrollo económico, o comentar con el compañero de trabajo su inconformidad por no haber sido considerado en las promociones laborales, o para expresarle al cuñado el deseo de que sea el padrino de primera comunión de la niña, y así la lista podría extenderse al infinito.

Lo más importante en el aspecto preventivo de las adicciones es enseñar y propiciar en nuestros seres queridos la expresión de sus sentimientos, emociones, ideas, opiniones, necesidades, haciendo a un lado la pena, la vergüenza, el miedo, la soberbia, la ignorancia, los resentimientos, entre otros posibles obstáculos que impiden la comunicación afectiva entre las personas y la expresión adecuada de su afectividad.

 

 ¡Llámenos!

(55) 5008 1709


Calle Molinos núm. 20 Int. 8

Colonia Mixcoac
Delegación Benito Juárez. CP 03910
Ciudad de México. México

©2016 Liberaddictus AC

Search